Encabezado

Apartamentos en zona Valencia

 

La ciudad de Valencia se encuentra rodeada de montañas y presenta uno de los litorales más bonitos de todo el Mediterráneo. Por ello y por su arte, su sol y sus espectaculares playas, Valencia presenta una combinación perfecta que vale la pena descubrir.

Recientemente el centro histórico de la ciudad ha experimentado una serie de cambios y reformas gracias a los cuales Valencia se sitúa actualmente la tercera en el ranking de ciudades españolas, seguida por Madrid y Barcelona. Uno de los puntos más interesantes de la ciudad es, sin duda, su fabulosa Catedral, que combina un gótico predominante con elementos propios del románico, del renacimiento, del barroco y del neoclásico. Una de las reliquias más importantes que se dice que este templo alberga es el Santo Cáliz que el rey Alfonso el Magnánimo donó en 1437 a la ciudad de Valencia en agradecimiento a la ayuda recibida durante las luchas mediterráneas. Hoy da nombre a la capilla que lo guarda. El barrio que rodea a la Catedral rebosa de cafés y restaurantes pero también de monumentos y de una espléndida arquitectura clásica que se extiende desde la Cripta de San Vicente hasta la Lonja de las Mercaderes, declarada Monumento Histórico-Artístico Nacional en 1931 y Monumento Patrimonio de la Humanidad en 1996. Otro punto clave es el barrio de El Carmen, con sus callejuelas y sus edificios dorados con la luz del sol, y las torres de Serrano y de Quart, torres gemelas que antiguamente daban entrada, junto con otras once, a la ciutat vella. Construidas en los siglos XV y XVI, estas torres han sido testigos de avatares históricos tales como la Guerra de la Independencia y la Guerra de Sucesión. El Convento del Carmen es una visita también recomendada pues actualmente acoge al Instituto Valenciano de Arte Moderno. También lo es la moderna Ciudad de las Artes y las Ciencias, un vasto complejo en el que los edificios futuristas conviven con instalaciones de todo tipo y estructuras diseñadas por el reconocido arquitecto valenciano Santiago Calatrava. De gran reclamo turístico, la Ciudad de las Artes y las Ciencias se ideó con la intención de convertirse en un museo científico. Hoy cuenta con varios edificios dignos de ver, un paseo ajardinado con especies vegetales autóctonas (L’Umbracle) o el acuario más grande de Europa (L’Oceanographic).

En Valencia se funde la arquitectura clásica con la más moderna mientras el visitante disfruta del arte o descansa en la playa. En definitiva, el visitante no dejará de sorprenderse.